fbpx

Somos el resultado de nuestros pensamientos y creencias

Si queremos que cambie nuestra vida, tenemos que hacer cosas diferentes y cambiar la forma de pensar

El mundo cambia cuando cambias tu mundo

Eres lo que piensas… piensa lo que quieres ser

La poderosa mente 

Tu mente ha estado trabajando intensamente por ti durante toda tu vida y ha hecho de ti lo que actualmente eres, representas el resultado de la manera en que la haz alimentado con sentimientos, pensamientos, palabras, imágenes. Esto ha sucedido, tal vez sin que te hayas dado cuenta como tus pensamientos han influido en tu formación, me refiero al proceso mental que se transforma en palabras, imágenes, sentimientos, sensaciones, olores, sonidos, acciones. 

Lo que percibimos con los cinco sentidos se incorpora de inmediato al subconsciente y se almacena ahí, de manera que el cúmulo de experiencias y sensaciones capturadas va formando el carácter y la percepción que tenemos del medio ambiente en que nos desenvolvemos, así, las situaciones que más nos han impresionado son las que dejaron huella y determinaron nuestra actitud ante la vida. 

Lo que la mente cree, en eso nos convierte. En otras palabras, de la manera en que la hayamos impresionado, en ese sentido se ha esmerado en trabajar para darnos exactamente lo que le hemos estado pidiendo con insistencia y mayor fuerza. 

La mente puede hacer de nosotros o superdotados o fracasados, respondemos a la atmósfera que se nos creó en la escuela, la casa y círculo de influencia que se encargó de tratarnos de acuerdo a la etiqueta que se nos clasificó. 

Si desde la infancia nos asignan el papel de torpes e incapaces, acabamos por convencernos, especialmente si la calificación viene de nuestros padres, hermanos, familiares y amigos con quienes convivimos, respetamos y admiramos. En otro sentido, si estas mismas personas resaltan nuestras cualidades, también lo aceptamos, nos comprometemos y nos desenvolvemos con esa idea. 

Somos mente, o mejor dicho esencia mental. Nos convertimos en nuestros pensamientos dominantes. ¿Cómo nos percibimos? ¿Qué idea tenemos de nosotros mismos? De esa manera actuamos y nos desenvolvemos en la vida. 

La mente trabaja en dos direcciones, una en forma racional, analiza, discierne, toma decisiones, se informa y aplica los conocimientos y experiencias adquiridas. 

La otra parte de la mente es la irracional o subconsciente, es la que se encarga de las funciones creativas. No razona, sólo recibe impresiones que convierte en acciones concretas. Acepta todo lo que se le transmite. como hechos reales y trata de concretarlos a toda costa. Es la mente que crea sin analizar. La antena que todo lo capta y almacena, nada escapa a su percepción por insignificante que parezca. 

Comparando las dos mentes con la leyenda de la Lámpara de Aladino, la racional la podemos relacionar con Aladino, quien ordena lo que quiere según sus necesidades y deseos, a la subconsciente con el genio de la lámpara, se limita a obedecer y realizar las órdenes sin ninguna objeción lo mejor que puede, no distingue si esos mandatos son positivos o negativos, su misión es cumplirlos. 

Exactamente de esa forma trabaja la mente en sus dos facetas, de hecho la intención de este cuento es comunicar a través de sus personajes, el ilimitado poder interno con que contamos los seres humanos el cual podemos utilizar como Aladino, en forma positiva y constructiva o como el ladrón de la lámpara de manera egoísta y destructiva. 

Nosotros creamos los límites

La mente no reconoce límites, para ella, no hay nada imposible. Nosotros nos hemos dedicado a convencerla que sí existen y se encarga de grabar esos patrones lo mejor que puede en la Mente Creadora.

De la misma manera que creamos pensamientos limitantes, podemos reprogramar la mente con otros positivos y actitudes de éxito y abundancia.

Los cambios deben generarse en el interior, nunca podremos cambiar nuestras circunstancias desde fuera.

Sería el mismo caso si quisiéramos cambiar en la pantalla una imagen generada desde un proyector, no podremos hacerlo hasta sustituír la diapositiva dentro del mismo proyector.

De la misma manera es inútil esforzarnos en tratar de cambiar las circunstancias que suceden en el medio ambiente donde nos desenvolvemos, por más que tratemos de hacerlo, no está en nuestras capacidades lograrlo, pero lo que si podemos hacer, es modificar nuestras actitudes, pensamientos, conceptos y programación de patrones negativos.

Cuando cambias tu mundo interno, tu mundo externo cambia para ti. 

¿Qué quieres que cambie en tu vida?

Sin ningúna duda: ¡Tú puedes hacerlo!

¡El límite es el que tú mismo te impongas! 

¿Qué quieres cambiar?

• Economía

• Situación profesional

• Relaciones sociales

• Capacidades específicas

En fin, cualquier cosa que te propongas alcanzar o metas y objetivos que te propongas realizar, tienes la capacidad para lograrlo.

¡Todo se puede! Pero cada situación tiene una o varias formas de resolverse.

Si crees que puedes, pero no superficialmente, sino estás convencido desde lo profundo de tu ser, sin ningúna duda lo vas a lograr.

Cuando decides llevar a cabo algo que te apasiona y te enfocas a ello con toda la energía de que eres capaz, parece que el universo entero se confabula para que relices tu propósito.

Como por arte de magia se te presentan las situaciones favorables, para que se manifiesten tus proyectos.

En realidad si, la Mente es mágica. Logra cosas increíbles cuando nos sintonizamos con ella en el nivel de consciencia y frecuencia adecuadas.

¡Todo existe en potencia!

La Visualización Creativa, nos ayuda a dar forma en la imaginación a una idea, proyecto o deseo y después de definirlo claramente, darle vida.

Los proyectos, ideas y deseos sólo los podemos animar cuando los hacemos parte de nuestro ser, cuando vivimos en ellos y ellos viven en nosotros, por esa razón la imaginación creadora juega un papel muy importante en el proceso de materializarlos y llevarlos a la realidad con éxito.

Visualizar creativamente representa la semilla que hace que los pensamientos se manifiesten con vida propia. El sólo hecho de dar forma mental a una idea, concepto, proyecto u objeto, estamos creando, aunque se dice que no hay nada nuevo bajo el sol, que todo ya está creado, que todo existe en potencia, en el momento de poner la atención en esa idea específica, la estamos recreando y animando, porque aunque exista en potencia, permanece únicamente en forma latente sin manifestarse, ahí está su energía pero hace falta que alguien la materialice, la anime, le de vida, tanto mental como físicamente.

El universo cuántico está esperando a que un observador consciente influya en la energía en forma de materia potencial con su mente y su conciencia, que son en sí mismas energía, para que las ondas de probabilidades energéticas se manifiesten en materia física.

Si las partículas subatómicas existen de forma simultánea en una infinidad de posibilidades, somos en potencia capaces de coexistir en una infinidad de posibles realidades. Si imaginas un acontecimiento futuro en tu vida basándote en cualquiera de tus deseos, esta realidad ya existe como posibilidad en el campo cuántico, esperando a que la observes. Si la mente puede influir en la aparición de un electrón, en teoría también puede que se realice cualquier posibilidad.

En el campo cuántico existen en potencia, todas las cualidades y capacidades que deseas se manifiesten en tu vida. Por medio de la atención, tu mente se convierte en el observador, capaz de modificar las partículas cuánticas y organizar una infinidad de ondas subatómicas de probabilidad en una situación física deseada llamada experiencia vital.

Tu mente dirige la energía de las posibilidades infinitas para sintonizarse con las cualidades, capacidades y proyectos que deseas manifestar.

Para lograr la conexión con el campo cuántico, es a través del subconsciente, con una programación en un nivel mental adecuado, sintonizado en una frecuencia vibratoria propicia, que nos permita comunicación consciente con el subconsciente.

La programación mental

Para lograr nuestras metas y objetivos, debemos grabar patrones de éxito y abundancia, que sustituyan aquellos limitantes con que hemos sido programados.

El diseño de los patrones es de vital importancia, tanto en los cuadros mentales e imágenes que proyectaremos en la visualización creadora, como en las actitudes que debemos adoptar para modificar conceptos negativos que frenen nuestro desarrollo.

El principal objetivo de la programación mental, es impresionar al subconsciente con imágenes, emociones, actitudes y situaciones que queremos se manifiesten en nuestra vida, enfocadas al logro de cambios importantes de situaciones que nos proponemos modificar y mejorar.

¿Para quién funciona la programación mental?

Para quienes se atreven a soñar y están dispuestos a realizar sus sueños.

¿Para quienes no funciona? 

Para quién está muy a gusto en su zona de confort y prefiere recibir lo que la vida le dá, aunque eso, no sea lo que quiere y necesita. 

“SI SIGUES HACIENDO LO QUE ESTAS HACIENDO, SEGUIRÁS CONSIGUIENDO LOS MISMOS RESULTADOS”

¡No detengas el cambio!

Hoy es el mejor momento para iniciar un cambio. El éxito es para quién decide y actua, nada funciona si no se pone en práctica. El sólo pensar sin hacer, no genera ningún efecto.

¿Por qué empezar hoy?

Porque lo que vamos dejando para después, lo más probable es que nunca se lleve a cabo.

La inercia y postergar las decisiones se traduce en falta de interés para la mente, lo que ocasiona se vayan creando barreras que impiden se retomen las acciones que en su momento tuvimos la intención de iniciar.

¡Pensar y actuar! Esa es la fórmula para el éxito.

https://clavexito.mx