Blog Clavexito

Hola, te saluda Jaime Borbolla para darte la bienvenida al Blog Clavexito

Las tres claves principales para el éxito en la vida

Hay muchas claves para tener éxito y lograr las metas y objetivos que nos proponemos alcanzar en nuestra vida, pero el problema es descubrir cuáles son las que mejor se adaptan a nuestro desarrollo y madurez a medida que avanzamos en este viaje. Sin embargo, cualesquiera que sean las circunstancias de cada quién, hay tres claves cruciales para el éxito que deben ser parte de un plan de éxito bien pensado, que se adaptan a quién se proponga iniciarse en el camino del éxito seriamente y sin ellas, es poco probable que logre alcanzar los planes deseados.

Las tres claves principales para el éxito en la vida son:

  • Tener una actitud adecuada
  • Metas claras y definidas que se proponga lograr
  • Y, en última instancia, tomar acción para alcanzar esas metas.

Cuando estas tres claves del éxito están colocadas correctamente y alineadas entre sí, tienes un 100% más de posibilidades de lograr todo lo que quieres ser y más. Si miras a cualquiera que haya logrado un gran éxito en su vida, probablemente haya atribuido a estas tres claves una parte muy importante de su éxito.

Actitud

Lo único que diferencia a alguien que tiene éxito de alguien que no lo tiene, es la gran actitud con que enfrenta sus circunstancias. Actitud es la palabra mágica. Puede cambiar todo sobre la perspectiva de la vida. Los triunfadores no ven las cosas desde una perspectiva de ‘ deseo ‘, sino de ‘lo haré ‘. No se detienen frente a los obstáculos, sino buscan soluciones. A diferencia de la mayoría, aprenden de sus errores y los consideran un aprendizaje en vez de fracaso, tienen la fe en sí mismos para no dejar que nada les impida lograr sus planes.

Metas

¿Cómo puedes esperar llegar a tu destino sin saber a dónde te diriges? Tu éxito en la vida depende del plan que te propongas. No esperar a ver para donde sopla el viento, sino dirigir la vela en la dirección que determina tu destino. Sin el establecimiento de objetivos, terminarás en un camino sin timón hacia posiblemente ninguna parte. ¡Estás viviendo tu vida por casualidad!

Comienza a establecer metas, anótalas y visualízalas. De esa manera, puedes dejar las imágenes y conceptos de tus propósitos en el fondo de tu mente y mirarlos en cualquier momento que desees para asegurarte que estás bien encaminado para lograrlos. Establece metas a corto, mediano y largo plazo. ¡Haz un plan de vida!

Presente

Enfocarse a las necesidades más urgentes e importantes para su corto plazo.

Una vez lograda la primera meta, establecer otros objetivos para su mediano plazo.

La vida es dinámica, es una constante planeación. La vida no se detiene.

Acción

La última de las tres claves del éxito es probablemente la más importante de todas. Sin acción no pasará nada. Puedes soñar todo lo que quieras, tener la actitud adecuada, plasmar todas tus metas en el papel, pero sin actuar sobre ellas, nada se materializa. ¡Solo empieza! ¡Que nada te detenga! ¡Atrévete a intentar tus sueños! Es sorprendente pensar que una tarea tan sencilla es probablemente la más difícil. Una vez que hagas esto, serás el primer sorprendido al comprobar que puedes, por difícil que te haya parecido. Sólo cuando se intenta algo, podemos saber si es posible, aunque, de hecho, no hay nada imposible, todo tiene una forma de lograrse, pero sólo se puede saber cuando se intenta. Es mejor intentar hacer las cosas y fallar, a quedarnos con la duda si se puede o no, siempre podemos corregir y mejorar, pero únicamente nos damos cuenta si lo intentamos, cada vez que fallamos nos acercamos más a la solución.

Sí, vas a tener algunos baches en el camino, pero con la gran actitud que tienes ahora, las claves del éxito en la vida ahora están en su lugar.

Esto me recuerda a Tomás Alva Edison cuando le preguntaron si era cierto que había fracasado más de mil veces antes de descubrir la bombilla eléctrica, a lo que respondió:

“Se equivoca, tuve éxito en más de mil intentos comprobar que esa no era la forma de hacerlo”

El perdedor piensa en términos de fracaso, el triunfador sólo concibe el éxito.

¡Atrévete a lograr tus sueños! Tu tienes las claves del éxito.

El éxito no es un don destinado a unos cuantos privilegiados que nacieron con él, es una semilla sembrada en cada uno de nosotros, pero sólo unos poco son capaces de hacerla germinar.

¿Qué quieres hacer con tu semilla, germinarla o dejarla dormida?

La vida es abundante, da a “manos llenas”, reclama lo que te corresponde, ya es tuyo, sólo tienes que ir por el.

“Pacté con la vida por un penique y la vida me lo dio, pero al final de mi camino me di cuenta que la vida me hubiera dado lo que le hubiera pedido”

¡La vida da lo que le pedimos!
¿Por cuánto quieres pactar con la vida?

Pide sin temor, la vida es espléndida y te da lo que le pidas sin ninguna restricción:

 

¡Los únicos límites los pones tú!

Da clic en la imagen o texto

y descarga la frecuencia Binaural Alfa